Esta tarde se llevó a cabo la Firma de un convenio entre Cruz Roja Mexicana y la Comisión Nacional contra las Adicciones con la intención ofrecer información y orientación a las personas sobre los daños que ocasionan las drogas, así como implementar en las delegaciones estatales de la Benemérita institución el Programa de Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco.

Durante el evento, encabezado por el presidente nacional de Cruz Roja, Fernando Suinaga Cárdenas y el Comisionado Nacional contra las Adicciones, Dr. Manuel Mondragón y Kalb, se destacó la implementación del programa de Alcoholimetro a nivel nacional, así como también la regulación de espacios 100% libres de humo.

«Estamos visitando Gobernadores, Presidentes Municipales, para que en aquellos lugares donde ya estaba implementado definirlo más, establecer protocolos iguales, y en donde no funcionaba pues ponerlo en marcha.

He visitado a 13 Gobernadores, todos sin excepción han estado en la mejor disposición de hacerlo, y de echo, terminando la visita mandamos a nuestro equipo para capacitar y establecer el mecanismo para que de inmediato empiece a funcionar el programa», explicó Mondragón y Kalb.

Recordó que en un principio había cierto rechazo a la disposición de limitar espacios para fumadores; sin embargo, reconoce que la sociedad en general ha estado conforme con las acciones.

«Al principio hubo rechazo pero finalmente todos lo han aplaudido, la supuesta idea de que ya no iría gente a los lugares donde se expende alimento por no haber cigarro siguieron teniendo igual o mayor clientela.

La gente está contenta de llegar a un lugar sin humo, quien quiera fumar sale a hacerlo a un espacio abierto y regresa y estamos viviendo todos en un ambiente más sano», compartió.

Por su parte, el Presidente de Cruz roja mexicana expresó que dicho programa permitirá tomar medidas preventivas a nivel nacional para evitar las adicciones, principalmente entre los jóvenes, además de orientar a la sociedad sobre el riego que representa el uso de drogas y las repercusiones que tiene en los ámbitos sociales y económicos.

Aseguró que las y los voluntarios serán capacitados por integrantes de la CONADIC para ser multiplicadores de información y con ello reforzar la salud, abatiendo la incidencia de las adicciones, que hoy en día se han incrementado y que se registran en edades más tempranas.

«Este programa va dirigido a niñas y niños, un grupo vulnerable en el que debemos trabajar para el cuidado y protección de la salud.

Y los más de 12 mil voluntarios de Cruz Roja mexicana en todo el país serán los encargados de llevar el mensaje de prevención a centros escolares y comunidades.

Creemos que las adicciones a edad temprana, así como problemas asociados tienen una mayor posibilidad de prevención cuando se informa a padres, porque es en el caso de niños, niñas y jóvenes en donde debemos enfocar los mensajes de salud, apoyados en padres, madres, maestros y personas que tienen la responsabilidad de la educación y el cuidado de ese sector de la población», concluyó.