En opinión del Dr. Robert Gallo, uno de los codescubridores del virus del sida y director del Instituto de Virología Humana situado en Baltimore (Estados Unidos), declaró en Barcelona, donde se celebra la XIV Conferencia Internacional del Sida, que el tratamiento de la infección por VIH va a experimentar una revolución.

Sus palabras obedecen a la próxima aparición de una media docena de fármacos que hasta el momento han obtenido resultados prometedores.

Entre ellos, el Dr. Gallo citó los inhibidores de la fusión, que actúan impidiendo la entrada del virus en las células y cuyo primer representante, el T-20, se prevé aprobar y comercializar a principios del próximo año.

El codescubridor del VIH manifestó que esta estrategia es muy novedosa y los resultados “muy estimulantes”.

Otro de los fármacos citados por el investigador estadounidense es el SCH-C, que desarrolla Schering-Plough y que se encuentra en la primera fase de investigación clínica. Actúa bloqueando el receptor CCR5, que se encuentra en los linfocitos T y que es utilizado por el virus para penetrar en estas células inmunes. Entre sus ventajas, según el Dr. Gallo, mencionó que puede administrarse en comprimidos, mientras que el T-20 necesita ser inyectado.

También Pfizer está desarrollando otro antirretroviral que actúa sobre el receptor CCR5.

Otras estrategias en investigación tratan de impedir la replicación del VIH dentro de la célula, caso de los inhibidores de la integrasa. Dos fármacos de esta nueva familia de antirretrovirales, desarrollados por Merck, Sharp & Dohme y GlaxoSmithKline, respectivamente, están siendo evaluados en la actualidad.