Saltillo, Coah.- La adicción a la nicotina es tan fuerte como la de la cocaína y la heroína, por eso las personas que quieren dejar de fumar no lo consiguen. Yris Zuluaga, especialista en Neumología en el Centro Estatal del Adulto Mayor, señala que una buena parte no lo logra debido a que el Seguro Popular no cubre los gastos de fármacos que se utilizan en el tratamiento, y advierte que seguir comprando cigarros y el costo en la salud será mucho más caro.

«El tabaquismo es una enfermedad mental porque produce dependencia física, social y conductual, esto quiere decir que las personas requieren apoyo para dejar de fumar», dice.

Zuluaga declara que el tabaco tiene unas 4 mil sustancias químicas, de los cuales 50 producen cáncer, una de ellas la produce la nicotina y la adicción es tan fuerte como la de la cocaína y la heroína, por ello quien desea dejar de fumar requiere de un equipo médico multidisciplinario.

VARIOS TRATAMIENTOS

La neumóloga informó que a veces sólo se requiere un tratamiento psicológico, a través de terapia individual o colectiva, sin embargo las personas cuya dependencia es desde hace 30 ó 40 años y consumen entre una o dos cajetillas al día, requerirán apoyo farmacológico.

«En la consulta de ayuda para dejar de fumar la persona acude con un neumólogo, se hacen análisis y de la función respiratoria, para ver si hay un daño y le aplicamos un test para ver qué tanta dependencia física social y conductual tiene, esto nos ayuda a tener una orientación terapéutica para ver si el paciente requiere fármacos para conseguir la abstinencia o el apoyo psicológico», explica.

Zuluaga refiere que a lo largo de un año que iniciaron con el servicio de casi 15 pacientes inscritos, sólo 5 o 6 lograron el objetivo. Al paciente se le da el seguimiento por un año, ya que para decir que el paciente es exfumador se requiere un año sin haberlo consumido.

«En vista que el tratamiento farmacológico no puede ser cubierto por el Seguro Popular se les hace difícil y abandonan el tratamiento, porque los medicamentos cuestan entre 500 y 2 mil pesos y se requiere mínimo darlo por dos meses», comenta la especialista.

CLÍNICA DEL TABACO

La médico especialista informó que de los 15 pacientes que atendieron la mayoría sufre de obstrucción crónica en la vía aérea, que se conoce como bronquitis o enfisema pulmonar; sin embargo, el costo de dejar de fumar es a un más caro pues esto puede llevar a la muerte, así como desarrollar cáncer pulmonar, asma o enfermedades cardiovasculares.

Indicó que plantea convertir la consulta para dejar de fumar en una «clínica de tabaco» donde se genere un centro de investigación que avale estudios que respalden la necesidad de que el Seguro Popular cubra los medicamentos farmacológicos para dejar de fumar, como ya lo hacen en otras instituciones de salud donde lo que falta es el apoyo múltiples áreas.