Un grupo de investigadores ha descubierto un calmante del dolor de efecto más duradero y que es menos adictivo que la morfina, según se informa en un artículo de la Asociación Americana por el Avance de la Ciencia publicado en la revista Science Advances.

Ese nanoanalgésico fue probado en roedores por los expertos, que vieron cómo tres versiones de una nanopartícula natural tuvieron efectos que aliviaban el dolor cuando se le administraba a ratas con patas infectadas.

Este descubrimiento podría allanar el camino para tratamientos del dolor intenso que no acarreen los graves efectos secundarios asociados a la morfina o a opiáceos sintéticos relacionados, que entre otras cosas pueden ocasionar adicción.

Seguir leyendo en publico.es