El último número de “JAMA” incluye un artículo en el que investigadores del Department of Veterans Affairs Medical Center de Portland (Estados Unidos) han examinado los factores de riesgo asociados al cáncer colorrectal.

En sus conclusiones, destacan entre tales factores el consumo de tabaco, el abuso del alcohol y tener algún familiar de primer grado que haya desarrollado este tipo de tumor.

Explican que el cáncer colorrectal es el segundo en incidencia en Norteamérica y que, según estudios previos, el cribado de poblaciones asintomáticas a partir de los 50 años de edad ayuda a reducir la mortalidad. Por ello, la identificación de factores de riesgo proporciona información para la estratificación del riesgo y para el desarrollo de estrategias que lo reduzcan.

La investigación se llevó a cabo entre 1994 y 1997 e incluyó a 3.121 personas sin síntomas de 50 a 75 años de edad. Todos los participantes fueron sometidos a colonoscopia completa para determinar la prevalencia de neoplasia avanzada.

Un total de 329 participantes presentaron neoplasia avanzada y 1.441 no presentó pólipos. Sus resultados muestran que tener un familiar que ha desarrollado cáncer colorrectal incrementa el riesgo en un 66%, el consumo de tabaco lo eleva en un 85%. Asimismo, explican que el consumo moderado a abusivo de alcohol también lo aumenta.

Por otro lado, observaron que un consumo elevado de fibra, la ingesta de vitamina D y el uso diario de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) disminuyen el riesgo de este cáncer.

JAMA 2003;290:2959-2967