«Mire, le llamo porque he encontrado debajo de la cama de mi hijo una bolsita llena de setas y el caso es que a él nunca le han gustado. Le he preguntado y me ha dicho que no me preocupe, que no es nada. No sé, está muy raro últimamente. Yo creo que se las come y se droga». En las dos últimas semanas, el Servicio de Información del Instituto Nacional de Toxicología ha recibido 32 llamadas de padres preocupados por los secretos que esconden las mochilas de sus hijos.Por eso, este organismo emitió ayer una nota de alerta ante la proliferación de unos paquetes llamados smell bag (bolsa para oler) llenos de setas alucinógenas que pueden afectar a la salud.

Los hongos están dentro de bolsas de distintos tamaños, aunque la mayoría de las detectadas en España son similares a las de las infusiones y algunas de ellas circulan con una especie de etiqueta comercial, Grow shop mexicali. Toxicología cuenta que si estas pequeñas setas son ingeridas pueden provocar alucinaciones, mareos, visiones borrosas y sensación de borrachera.

«Cumpleaños feliz»

Algunos de esos síntomas invadieron a los asistentes a una fiesta de cumpleaños en Barcelona el pasado fin de semana. Según Toxicología, varios jóvenes de entre 22 y 25 años consumieron las setas alucinógenas en medio de la celebración y acabaron la noche entre vómitos, dolor de cabeza y sensaciones de alucinación.

«No sé por qué se dice que son para oler. La gente se las come, no las huele. Todos los años sabemos de algún caso, pero más de 30 llamadas en dos semanas indican que estas setas están entrando de forma abundante por alguna vía», decía ayer José Cabrera, jefe del Servicio de Información del Instituto Nacional de Toxicología, que ya ha avisado al Plan Nacional sobre Drogas sobre la circulación profusa de estos hongos.

Uno de los canales de entrada es el turismo, sobre todo el de Holanda, donde la política de drogas es mucho más permisiva y este tipo de sustancia se vende sin mayores problemas.

El otro tráfico es más virtual, pero igual de eficaz. En la Red hay páginas enteras dedicadas a las setas alucinógenas. En una de las muchas webs dedicadas a la venta de esporas se presenta una guía para el cultivo de esas semillas que un día serán alimento para viajes alucinantes. «Por menos de 100 dólares obtendrás un método para sembrar tus setas», anima la nota inicial de la página.

Pero el mundo de la seta que coloca también tiene sus leyes y sus alertas sanitarias. En otra página web se da cuenta de la aparición de un «hongo albino mutante» que tiene buen aspecto exterior, pinta nada sospechosa, pero «muy mal sabor y ningún efecto».