La Conselleria de Sanidad diseñará, a través del Plan Estratégico de Prevención de Drogas 2006-2010, para el que se destinará más de 110 millones de euros, programas de prevención laboral y, asimismo, dispondrá de psicólogos forenses en diferentes comisarías de la Comunidad Valenciana con el objetivo de «prevenir el consumo de drogas». Además, Sanidad prevendrá el consumo de drogas en escolares a través de los profesionales de enfermería; pondrá en marcha el envío de mensajes SMS a móviles a jóvenes, y creará un consultorio interactivo para informar en materia de drogodependencias.

Estas medidas, explicó Rambla, se complementarán con otras como la inclusión de programas de prevención en el ámbito laboral más allá del escolar o el comunitario destinados, principalmente, a la formación, divulgación y a las políticas de prevención.

Además, Sanidad prevendrá el consumo de drogas en escolares a través de los profesionales de enfermería; pondrá en marcha el envío de mensajes SMS a móviles a jóvenes, y creará un consultorio interactivo para informar en materia de drogodependencias.

Por lo que respecta a la prevención escolar, indicó que este Plan «pretende motivar a los docentes para la aplicación de programas en el resto de centros de infantil y primaria de la Comunidad; implicar a los profesionales de enfermería en la labor preventiva y definir los criterios de seguimiento y evaluación para los profesionales docentes de secundaria».

Vicente Rambla señaló que, en prevención, este Departamento dispone de un total de 61 Unidades ubicadas en poblaciones de más de 20.000 habitantes y, el objetivo, dijo, «es ampliar estas unidades a municipios más pequeños con la ayuda de las diputaciones de cada uno de ellos».

Asimismo, Rambla indicó que, en materia de asistencia, su departamento creará una nueva Unidad de Deshabituación Residencial en Alicante; nuevas Unidades de Desintoxicación Hospitalaria y, además, un Observatorio Valenciano sobre trastornos adictivos.

En este ámbito, según matizó Rambla, «ya hay un total de 34 UCAs, cinco Unidades de Desintoxicación Hospitalaria, 47 programas de mantenimiento de metadona, 24 Centros de Día y 27 Viviendas Tuteladas, entre otras cosas».

Mercados

Otras medidas que completarán el Plan son la creación de mercados tutelados de trabajo para, explicó, «las personas que tengan crisis como consecuencia de la droga puedan incorporarse al mercado de trabajo de forma gradual y tutelada» y, asimismo, en materia de docencia e investigación, Sanidad pretende crear una nueva Unidad.

Al respecto, señaló que es «importante» incentivar la difusión de resultados de investigación, además de «potenciar la cooperación nacional e internacional para proyectos innovadores y facilitar la creación de redes de excelencia en trastornos adictivos».

«Este Plan pretende reducir la vulnerabilidad de los jóvenes hacia el consumo de drogas y que éstos tengan más accesibilidad a las políticas de prevención y más facilidades para acceder al mercado laboral», puntualizó el titular de Sanidad.

Vicente Rambla destacó «la importancia de cumplir con este Plan» puesto que, dijo, «no ha disminuido la percepción de riesgo sobre la cocaína o el cannabis entre los ciudadanos».

Además, indicó, preguntado por si esta iniciativa contempla la posibilidad de ofrecer tratamiento terapéutico con sustancias como el cannabis, que este proyecto «no contempla el fomentar el uso de estupefacientes para el tratamiento de personas afectadas ya que este tema genera dudas en la opinión pública».

En este sentido, explicó que la gente «no tiene muy claro, con iniciativas como el uso terapéutico de estas sustancias, si el cannabis o la cocaína es buena», aunque añadió que «si hay bases científicas que recomiendan su uso, lo propondremos, pero no seremos los primeros».

Asimismo, preguntado por la venta de semillas de cannabis en algunas tiendas de la Comunidad, Rambla indicó que «el objetivo es prohibir la venta de este tipo de semillas o prohibir la entrada de menores a estos lugares para garantizar que, si hay un consumo tolerable de estas sustancias, no se derive hacia otro tipo de consumos».

Ley antitabaco

Por otro lado, preguntado por si ante la nueva ley Antitabaco había aumentado el número de consultas en las Unidades de Conductas Adictivas (UCAs), explicó que «no se ha notado un aumento significativo ya que, realmente, esta normativa no ha provocado un cambio de actitud, sino la modificación la espacios físicos».

Afirmó que esta ley «provocó la preocupación de un sector que quiere regular su adaptación y, respecto a los fumadores, algunos se plantearon dejar de fumar y otros, por su parte, siguen encontrando su hueco para hacerlo».

Asimismo, consultado por dos sentencias que obligan a la Conselleria de Sanidad a pagar unos 200.000 euros por facturas atrasadas, indicó que esto «es una actuación específica en términos financieros que próximamente puede tener una solución».

En esta línea, explicó que la Conselleria de Economía y Hacienda «está trabajando con fórmulas financieras que permitan zanjar la deuda de 2003-2004 y que no se podrá eliminar con el presupuesto de este año».

Por último, preguntado por si se había activado el protocolo ante algún nuevo caso de gripe aviar, indicó que «por el momento no ha habido ningún caso, pero el departamento sigue las mimas líneas de activación».