El Zar Anti-Drogas del país (EEUU), John P. Walters, y el Director de la Administración de Servicios contra el Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés), junto con expertos de organizaciones prominentes de salud mental, pusieron en alerta a los padres sobre el peligro que puede causar la marihuana a la salud mental de sus adolescentes.

“Sigue creciendo la evidencia que demuestra que fumar marihuana puede incrementar el riesgo de tener problemas de salud mental”, dijo Walters, director de la Política Nacional Sobre el Control de las Drogas.

“Nuevos estudios que se están haciendo tanto aquí como en el extranjero muestran que el uso de marihuana, particularmente durante los años de adolescencia, puede causar depresión, pensamientos suicidas, y esquizofrenia. Esta es aun otra razón por la cual los padres deben de mantenerse al tanto de las vidas de sus adolescentes para asegurarse que no estén fumando marihuana”, dijo.

Un número de estudios prominentes identificaron recientemente una conexión entre el uso de marihuana y un aumento en el riesgo de tener problemas de salud mental. Estudios recientes evidencian que fumar marihuana es un factor en la causa de síntomas psiquiátricos, particularmente esquizofrenia. Durante los últimos tres años, estos estudios han reforzado esta asociación y han confirmado que la edad en que se fuma marihuana por primera vez es un factor importante en el riesgo de desarrollar problemas de salud mental años después.

Un reporte publicado aquí por SAMHSA señala que los adultos que fumaron marihuana por primera vez antes de los 12 años de edad tienen el doble la probabilidad de ser clasificados de haber tenido una enfermedad mental en el último año, que los adultos que fumaron marihuana por primera vez a los 18 años o más.

“Hoy en día los jóvenes están usando la marihuana a edades mucho mas tempranas, y eso los expone a tener mayor riesgo”, dijo Charles G. Curie, Director de SAMHSA. “Hemos concluido que mientras más joven es una persona cuando empieza a fumar marihuana, más alta es la probabilidad de que desarrolle una adicción y una enfermedad mental grave más tarde en la vida”.

“Trastornos de la salud mental como la depresión y la esquizofrenia contribuyen a la mortalidad de nuestros ciudadanos, y el suicidio es una de las causas evitables de muerte”, dijo el Cirujano General de los Estados Unidos Richard H. Carmona, M.D., M.P.H., F.A.C.S. “Como sociedad, debemos de hacer todo lo posible para promover la salud mental y evitar enfermedades mentales – y eso incluye mantener a nuestros hijos libres de drogas. Tanto los padres como los adolescentes deben darse cuenta de los efectos a largo plazo que puede causar la marihuana al cerebro humano”.

Varios estudios recientes han conectado el uso de marihuana por la juventud con la depresión, pensamientos suicidas y la esquizofrenia:

Los jóvenes quienes semanalmente fuman marihuana corren el doble del riesgo de desarrollar depresión.

Los adolescentes de entre 12 a 17 años de edad que fuman marihuana cada semana tienen tres veces la probabilidad de pensar en suicidarse que los que no fuman marihuana.

El uso de marihuana por algunos adolescentes se ha vinculado a un riesgo más alto de esquizofrenia más tarde en la vida.

Un estudio británico encontró que casi una en cada cuatro personas puede tener el perfil genético para que la marihuana cause trastornos psicópatas.

Recientemente, se ha encontrado evidencia que revela que la composición genética de ciertas personas puede predisponerlos a ser vulnerables a los efectos de la marihuana en la salud mental. Por ejemplo, un estudio principal de Holanda concluyó que el uso de la droga “incrementa moderadamente” el riesgo de síntomas psicópatas en jóvenes pero “tiene un efecto mucho más fuerte” en las personas que muestran evidencia de tener una predisposición.

“La indiferencia sobre la marihuana en Europa y los Estados Unidos es preocupante”, dijo Neil McKeganey, Ph.D., Profesor de Estudios Sobre el Uso Indebido de Drogas y Director del Centro de Estudios Sobre el Uso Indebido de Drogas, de La Universidad de Glasgow, Glasgow, Escocia. “La marihuana es la primera droga ilegal que muchos jóvenes usan y no la ven como una droga peligrosa. Y cuando los adolescentes están expuestos a consejos de jóvenes como ellos, los riesgos no se registran. Estamos empezando a ver la marihuana desde otra perspectiva por los estudios recientes sobre la conexión entre la marihuana y la salud mental”.

Esta evidencia nueva viene con una advertencia para los padres, al ser la influencia más importante en la vida de sus adolescentes con respecto a las drogas. “Comuníquenles a sus adolescentes la verdad sobre marihuana y aliéntelos a que no la usen”, dijo Robert L. DuPont, M.D., Presidente del Instituto sobre Comportamiento y Salud, y partidario prominente sobre el poder de intervención de los padres en evitar el uso de drogas. “Tome acciones significativas para asegurarse que no lo hagan. Una parte vital de su trabajo como padre es ayudarle a su adolescente a poder crecer libre de drogas”.

En la página de Internet de la Campaña Nacional Antidrogas para los padres, LaAntiDroga.com, los adultos pueden aprender más sobre como la marihuana afecta el cerebro adolescente en proceso de desarrollo, incluyendo las conexiones entre la marihuana y la depresión, los pensamientos suicidas y la esquizofrenia. Quienes visiten la página www.theantidrug.com pueden hacer un recorrido virtual de un cerebro humano para aprender cómo la marihuana deteriora y hasta cambia la capacidad de los centros responsables de mantener la salud mental. Adicionalmente, los padres pueden ver respuestas de un psiquiatra calificado de las preguntas más comunes sobre la marihuana y la salud mental.