El primer medicamento elaborado a partir del cannabis ya está disponible en las farmacias de Portugal, donde cualquier persona que padezca un aumento involuntario de la contracción muscular puede solicitar Sativex… previo pago de 300 euros.

El precio ya contempla el 37% de subvención que aplica el Estado del país vecino a este producto, siguiendo las directrices apuntadas cuando salió adelante en febrero la ley que aprobaba el uso terapéutico de la hierba.

Los dos principios activos del cánnabis, THC y CBD, se hallan presentes en Sativex, un spray oral que estaba autorizado en el distrito de Lisboa Central desde 2012, pero que nunca antes había sido comercializado. Ahora sí, en virtud de la nueva legislación, a la cual dieron su consentimiento incluso los conservadores del PSD, algo impensable en España.

Seguir leyendo >>