Uno de los fármacos más usados para dejar de fumar, el Champix, fue retirado del mercado en verano de 2021 porque se detectó la presencia a unos niveles más altos de los autorizados de nitrosaminas, que son potencialmente cancerígenos.

A día de hoy el medicamento sigue sin fecha de vuelta, por lo que los fumadores que desean dejar el tabaco han tenido que acudir a otras alternativas para que les ayuden en su lucha. Estas son algunas de ellas:

Leer el artículo completo en europasur.es