El cáncer oral es una enfermedad con alta mortalidad y se sitúa entre los 10 cánceres más frecuentes. Artistas como Rod Stewart o Michael Douglas han sido diagnosticados de esta enfermedad, que han superado. Para ello, la prevención y la detección precoz son fundamentales. Reduciendo el consumo de tabaco y de alcohol el cáncer oral puede ser ampliamente prevenido.

En España, es el más frecuente dentro de los cánceres de cabeza y de cuello, afectando más de tres veces a varones que a mujeres. Según el informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que en 2019 se diagnosticarán cerca de 8.500 nuevos casos nuestro país, 6.000 de ellos en varones y 2.500 en mujeres.

El doctor Santiago Cabezas, oncólogo de la Unidad de cáncer de cabeza y cuello, y miembro del Consejo genético de IOB Institute of Oncology Madrid, precisa en una entrevista con Infosalus, con motivo del Día Mundial contra el Tabaco, que en 2017 se produjeron cerca de 2.400 muertes, 1.800 de las cuales se dieron en hombres, y 600 en mujeres.

La autoexploración, así como el papel de nuestro dentista puede ser fundamental a la hora de detectar un cáncer de estas características. Precisamente, el Consejo de Dentistas de España señala que se trata de un proceso que afecta a hombres de edad media, aunque estamos asistiendo a un incremento en mujeres y en gente joven.

«La enfermedad suele comenzar con una úlcera que no se cura. Otros síntomas pueden incluir dolor, hinchazón, sangrado y dificultad al masticar, o al tragar. Más del 70% de los cánceres orales están precedidos de lesiones orales precancerosas, tales como manchas rojas o blancas persistentes en la boca«, indica.

Es más, sostiene que el cáncer puede pasar desapercibido durante sus estadios iniciales, por lo que muchas veces se encuentra avanzado cuando el paciente requiere cuidados. Por ello, lamenta que la tasa de supervivencia a los 5 años es de tan solo el 50%.

«Las localizaciones más comunes son la lengua, el interior de las mejillas y el suelo de la boca. El tratamiento normalmente incluye una combinación de extirpación quirúrgica, radioterapia o quimioterapia, sin embargo las tasas de supervivencias permanecen de las más bajas de todos los cánceres y no han variado en las últimas décadas», agrega.

En este sentido, el doctor Cabezas precisa que este tipo de cáncer se desarrolla concretamente en dos zonas anatómicas diferentes:

  1. Cavidad oral: Zonas como las encías, la mandíbula o los dos tercios anteriores de la lengua.
  2. Orofaringe: En las amígdalas, en la úvula o ‘campanilla’, o en la zona posterior de la lengua.

Entre los factores que favorecen el cáncer oral, el oncólogo especifica:

  1. En la cavidad oral: Suelen deberse a la exposición al tabaco o al alcohol. También se cree que la mala higiene bucodental, y posiblemente las alteraciones en la flora bacteriana, podrían tener un papel, si bien los factores sin duda más importantes son el tabaco y el alcohol.
  2. En la zona orofaringe: Suele deberse a la exposición al tabaco y al alcohol. Además, cada vez se diagnostican más casos debidos a la infección por el virus del papiloma humano o VPH, siendo en este caso considerada una enfermedad de transmisión sexual, vinculada con la práctica de sexo oral.

Cómo prevenirlo

En cuanto a la prevención, el doctor del IOB Institute of Oncology Madrid subraya que para su prevención básicamente hay que evitar los factores de riesgo para el mismo. «Es decir, es fundamental evitar la exposición intensa o duradera al tabaco y al alcohol, y evitar prácticas sexuales de riesgo para la transmisión del VPH. Está por demostrar si la vacunación frente al VPH previene el cáncer de orofaringe, como se ha visto que ocurre con el cáncer de cuello de útero», agrega.

El cáncer de cavidad oral está íntimamente ligado al consumo de tabaco y de alcohol, y en un número creciente de casos a la infección por el virus del papiloma humano. Por ello, la aparición de heridas o de úlceras en la boca, de dolor intenso de un diente, o de las amígdalas que no mejoran tras un tratamiento antibiótico, así como la aparición de un bulto en el cuello que, aunque no duela, no desaparece en 2 o 3 semanas, hacen recomendable acudir al médico para estudiarlo.

«La mayoría de estos cánceres se curan, pero el tratamiento será más sencillo, y con más posibilidades de éxito, cuanto antes se acuda al médico», sentencia el oncólogo. Mientras, desde el Consejo de Dentistas aconsejan el consumo de frutas y de verduras, mantener una buena higiene oral, así como curar las lesiones que puedan aparecer antes del cáncer.

Nota: artículo orginal publicado en infosalus.com