Varios miles de cocaleros de la región de los Yungas de Bolivia, opositores al gobierno, tomaron este lunes el control de un mercado que comercializa coca en La Paz, tras violentos choques con la policía que dejaron varios heridos y que causaron zozobra en los vecinos del lugar.

Al grito de «¡los Yungas unidos, jamás serán vencidos!», «los Yungas de pie, nunca de rodillas», y de «¡sí se pudo! ¡sí se pudo!», los labriegos ingresaron portando la bandera nacional roja, amarilla y verde al mercado que comercializa coca de manera legal, en el barrio de Villa Fátima, puerta de ingreso a los valles subandinos de Yungas, donde se siembra coca desde antes del imperio incaico.

Los incidentes comenzaron a mediodía, cuando los campesinos se organizaron para tomar el control del mercado de la Asociación de Productores de Hoja de Coca de La Paz (Adepcoca), tras quejarse que otro grupo, apoyado por el gobierno del presidente Luis Arce, ocupó la dirección, en medio de diferencias políticas y económicas en el control del mercado.

Leer el artículo completo en France24.com