El proyecto europeo BeTrAD, tiene como objetivo conocer la situación actual en el ámbito europeo y nacional de las personas que usan drogas de edades avanzadas, y desarrollar herramientas y recursos para mejorar la atención en este colectivo. El proyecto se ha centrado en las personas usuarias de drogas ilícitas con o sin tratamiento.

Según datos del informe del Observatorio Espanyol de Drogodependencias y Adicciones de 2017, la media de edad de inicios de tratamiento por consumo de opiáceos se sitúa en 41 años, y de cocaína en 36 años. En Catalunya, la media de edad de inicios de tratamiento por consumo de heroína se sitúa en 41 años y de cocaína en 39 (Sistema de Información en Drogodependencias de Catalunya 2017).

Las personas con una larga evolución de consumo de opiáceos se encuentran actualmente con diferentes problemas de salud derivados del consumo (dolencias crónicas como la hepatitis C y el VIH) y con dificultades sociales y laborales para poder hacer frente a la vida diaria. Algunos de los estudios realizados consideran que en esta población el proceso de envejecimiento se acelera en 15 años (Vogt, 2009). El Observatorio Europeo de Drogodependencias lo corrobora fijando en 40 años la edad de corte a partir de la cual se hace referencia a personas grandes usuarias de drogas (EMCCDA, 2010).

El proyecto, finalizado en 2018, constaba de diferentes áreas de trabajo que han aportado un conocimiento más amplio de la situación tanto en el ámbito europeo como nacional. Como productos finales se dispone de:

  1. El informe de la situación actual y las políticas existentes dirigidas a las personas grandes que usan drogas en la Unión Europea.
  2. Una recopilación de buenas prácticas. El proyecto ha hecho patente la carencia de servicios o programas específicos para esta población. De los 111 ejemplos de buenas prácticas que se recogieron, se seleccionaron 22, de los cuales 4 se consideran ejemplos de servicios específicos y los 17 restantes van dirigidos a una población más amplía a pesar de disponer de actividades o programas específicos para personas de edades avanzadas.
  3. Propuesta de currículum de formación para profesionales. El currículum formativo ha sido un área relevante del proyecto, que ha dado lugar a la elaboración de una propuesta formativa con contenidos sobre drogodependencias, el proceso de envejecimiento y la interacción entre los dos ámbitos. La propuesta está disponible en la página web de BeTrAD y ha sido pilotada en la Escuela de Verano celebrada en Frankfurt el junio de 2018.
  4. Una compilación de herramientas y recursos útiles para profesionales de ámbitos varios (drogodependencias, geriatría, administraciones públicas).
  5. Informes nacionales de España, la República Checa, Holanda, Alemania y Luxemburgo. En concreto para España, el informe nacional, recoge los principales resultados del proyecto y una visión específica de la situación en el ámbito estatal. Ha sido elaborado por las organizaciones participantes representados de España, Fundación Salud y Comunidad y la Sub-dirección General de Drogodependencias de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, haciendo una adaptación según la realidad de la Estado Español. Dentro de las recomendaciones se remarca la necesidad de dotar de formación a profesionales que trabajan con la población diana, de mejorar la monitorización y estudio de la realidad y necesidades de las personas grandes de edades avanzadas, y de establecer vínculos entre los recursos existentes en el ámbito de las drogodependencias y los del ámbito general de salud y de la geriatría. El informe también se aporta una descripción y evaluación de la situación epidemiológica de las personas grandes que usan drogas en España y la definición de su perfil sociodemográfico, la evaluación de la situación desde la perspectiva gubernamental, educativa, del ámbito de la geriatría y de las personas usuarias.

Nota: artículo original publicado en drogues.gencat.cat