La ‘Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias en España’, que realiza anualmente el Ministerio de Sanidad, arroja que en 2021 los adolescentes españoles redujeron el consumo de todo tipo de drogas excepto de hipnosedantes, una categoría que engloba a los ansiolíticos y los somníferos.

Entre los 14 y los 18 años, cerca del 20% de los estudiantes encuestados asegura haber tomado estos fármacos al menos una vez y la mitad asegura que los ha consumido sin que el médico se los haya recetado.

Leer el artículo completo en elmundo.es