Un estudio de CC.OO. ha detectado un incremento del uso de psicofármacos en trabajadoras del sector de la Dependencia como consecuencia de las condiciones laborales en el Estado: «Hay una carga de trabajo brutal, en general porque las plantillas no están ajustadas, son exiguas. Hay una presión de tiempos enorme».

Lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el miembro de la Secretaría de Salud Laboral de la Confederación Sindical de CC.OO. José Rodríguez, que ha alertado de que estas condiciones generan que «más de tres de cada cuatro de las trabajadoras refieren dolor en diversas partes de su cuerpo, tanto es así que acaban teniendo que utilizar analgésicos» y antiinflamatorios.

Seguir leyendo en europapress.es