Tan solo un vaso de vino puede tener una consecuencia terrible para tu higiene de sueño. Las dietistas Jessica Spendlove y Chloe McLeod, explican en la publicación «Bead Threads» que, debido a las peculiaridades del alcohol, este afecta de manera inmediata a la calidad de nuestro sueño. Tanto es así, que según las expertas, tan solo uno o dos vasos de vino pueden tener un impacto en el sueño, por lo que, si vamos a beber, es mejor no hacerlo inmediatamente antes de dormir.

¿Por qué impacta en la calidad de nuestro sueño? «Es posible que, si has bebido, te despiertes varias veces durante la noche», señala Chloe McLeod en la publicación. Aunque, si bebemos, vamos a conciliar el sueño antes, la calidad de este será peor, lo que hará que no descansemos correctamente y tengamos una noche de sueño interrumpida.

Seguir leyendo>>