El 70 por ciento de los fumadores españoles ha intentado dejar de fumar al menos una vez en su vida y, de media, lo han intentado hasta cuatro veces, según se desprende de la encuesta ‘Rompe con la Nicotina’, elaborada por Pfizer con motivo de la celebración, este domingo, del Día Mundial sin Tabaco.

Asimismo, se ha visto que una conversación de entre 2 y 5 minutos con el profesional sanitario duplica las posibilidades de éxito de dejar de fumar de manera definitiva. En este sentido, los expertos han recordado que el coronavirus afecta en mayor medida a personas que padecen enfermedades crónicas, entre ellas las respiratorias y cardiovasculares.

De hecho, una nueva investigación publicada en la revista ‘Tobacco Induced Diseases’ revela que las enfermedades cardiovasculares aumentadas por el tabaquismo están presentes en más del 30% de las víctimas mortales por coronavirus.

Las sustancias nocivas que contienen los cigarrillos hacen que se produzca una disminución de las defensas del aparato respiratorio, provocando que los fumadores multipliquen hasta casi 3 veces sus posibilidades de desarrollar una forma clínica severa de infección por coronavirus.

Asimismo, en los pacientes que son fumadores, la insuficiencia respiratoria grave y la necesidad de recibir ventilación mecánica se produce de forma más frecuente que en los no fumadores. «Cualquier tipo de producto para fumar aumenta el riesgo de contraer el virus, ya que al arrimar los dedos y las manos a los labios se incrementa la posibilidad de transmisión del virus de la mano a la boca», ha explicado el experto en Tabaquismo, Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria de Centro de Salud Guadalajara-Periférico, José Luis Díaz-Maroto.

Nota: artículo original publicado en infosalus.com