En 2021 se notificaron por primera vez 52 nuevas drogas a través del Sistema de Alerta Temprana de la UE (SAT), lo que eleva a 880 el número total de NSP monitorizadas por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA, por sus siglas en inglés), que advierte de que «las nuevas sustancias psicoactivas (NSP) siguen apareciendo en Europa a un ritmo de una por semana, lo que plantea un reto para la salud pública».

Así, el pasado año se notificaron por primera vez 6 nuevos opioides sintéticos, 6 catinonas sintéticas y 15 nuevos cannabinoides sintéticos. En 2020 se incautaron en Europa cantidades récord de NSP (27 en la UE, Turquía y Noruega), con un total de 6,9 toneladas (41.100 incautaciones). De las sustancias incautadas, 3,3 toneladas eran catinonas sintéticas, que a menudo se vendían como sustitutos de estimulantes habituales (por ejemplo, cocaína, MDMA).

A finales de 2021, el EMCDDA vigilaba 162 catinonas, lo que las convertía en la segunda categoría más importante de nuevas sustancias psicoactivas supervisadas por el Sistema de Alerta Temprana de la UE, después de los cannabinoides sintéticos (224 monitorizados). El record del tráfico de catinonas sintéticas a Europa y sus daños han dado lugar a nuevos controles. El aumento de la diversidad en el mercado de las drogas también se pone de manifiesto por la disponibilidad y el consumo de catinonas sintéticas no controladas, que se venden como alternativas a los estimulantes controlados.

Tras los controles de las catinonas sintéticas en China, la mayor parte de las cantidades a granel de estas sustancias, que fueron objeto de tráfico a Europa en 2020, procedían de la India, lo que probablemente refleja la adaptación del mercado a los controles legales y las interrupciones del suministro. Las incautaciones de catinonas aumentaron a 3,3 toneladas en 2020, frente a las 0,75 toneladas de 2019, y se han seguido notificando grandes incautaciones en 2021 y 2022.

El récord en el tráfico de catinonas sintéticas hacia Europa y los informes sobre daños asociados (p. ej., intoxicaciones) han dado lugar a nuevas respuestas. En 2021 se evaluaron los riesgos de dos catinonas sintéticas 3-MMC y 3-CMC y la Comisión Europea ha propuesto su control en toda la UE.

Estos datos se han dado a conocer en la presentación este martes en Lisboa (Portugal) en la presentación del ‘Informe Europeo sobre Drogas 2022: Tendencias y novedades’, del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA, por sus siglas en inglés), donde se ha dejado patente el «rápido repunte de la oferta y el consumo de drogas tras la disrupción provocada por la COVID-19».

Leer el artículo en infosalus.com