La ministra de Políticas de Drogas de Escocia, Ángela Constanza, reafirma el compromiso de luchar contra las muertes por drogas, combatiendo el estigma y abordando las desigualdades a través de enfoques de garantía de derechos para todos. Así lo ha afirmado en la nota de prensa publicada el 12 de enero de 2023.

En 2021, alrededor de 25 personas por semana perdieron la vida por una muerte por drogas. Si bien las estadísticas oficiales para 2022 no se publican hasta el verano de 2023, los datos provisionales de muertes por drogas nos dicen que la cantidad de personas que mueren sigue siendo, en palabras de la ministra: “inaceptablemente alta”.

Por ello, en 2019 se conformó un grupo de trabajo que analizaría el fenómeno de las muertes por drogas en el país, y brindaría recomendaciones sobre cómo abordar este desafío. Durante los siguientes tres años, este grupo reunió a una amplia gama de expertos, incluidos aquellos con experiencia vivida, y culminó en el informe Changing Lives. Informe que según la ministra ha inspirado las políticas de drogas del gobierno, por ejemplo, sentando las bases de las salas de consumo supervisado que ahora se están implementando por todo el país.

Changing Lives establece 20 recomendaciones y 139 puntos de acción y estos reflejan las necesidades complejas de las personas en riesgo de muerte por drogas y la escala del desafío al que se enfrentan. Para la ministra el reto requiere de un enfoque intergubernamental, con programas de empleo hasta justicia, transporte, educación y salud y atención social, el plan del gobierno, también incluye una amplia gama de iniciativas que no solo apoyarán las necesidades complejas de las personas que usan drogas, sino que también ayudarán a apoyar la prevención y la intervención temprana.

El presupuesto del plan es de más de 68 millones de libras, que se complementa con el programa legislativo que presentará nuevos e importantes deberes sobre personas sin hogar y permitirá mejoras en el sistema de libertad bajo fianza.

Finalmente, para que este plan y la Misión Nacional tengan éxito, consideran de vital importancia abordar una de las barreras más relevantes y desafiantes que enfrentan las personas que usan drogas: el estigma. Y por ello el documento incluye un plan de acción contra el estigma.

Leer el artículo original en gov.scot