Una nueva investigación de la Universidad de Bristol (Reino Unidos) ha descubierto que fumar tabaco puede aumentar su riesgo de desarrollar depresión y esquizofrenia, según publican en la revista ‘Psychological Medicine’.

Sabido es que fumar es mucho más común entre las personas con enfermedades mentales, especialmente la depresión y la esquizofrenia. Sin embargo, la mayoría de los estudios que han analizado esta asociación no han podido descifrar si se trata de una relación de causa y efecto y, de ser así, en qué dirección: ¿La enfermedad mental aumenta la probabilidad de fumar, o fumar es en sí mismo un factor de riesgo de enfermedad mental?

Seguir leyendo en heraldo.es