Redacción – Hoy se ha presentado el Informe Europeo sobre Drogas 2020: Tendencias y Novedades del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).

El informe, elaborado a partir de los datos de los informes anuales que producen los Estados miembros de la Unión Europea (UE), Turquía y Noruega, aborda entre otras cuestiones cómo está afectando la epidemia por COVID-19 al consumo y suministro de drogas, cuáles son los costes sanitarios derivados del consumo de drogas, los últimos datos y tendencias disponibles referentes a la producción y tráfico de drogas.

Entre las cuestiones clave identificadas el informe destaca que cada vez se interceptan más envíos de drogas de gran magnitud. Así, en 2018, se notificaron en Europa en torno a 1,3 millones de incautaciones, siendo las más frecuentes las de productos de cannabis (71% del total). Otro elemento que destaca en relación con las drogas incautadas son los incrementos de cocaína (181 toneladas en 2018 frente las 138 toneladas en 2017) y heroína (9,7 toneladas en 2018, frente a las 5,2 toneladas de 2017).

El informe destaca también que “los datos de los servicios de tratamiento, la atención en urgencias y las muertes inducidas por drogas, indican que la cocaína desempeña actualmente un papel más importante en el problema de las drogas en Europa”.

En relación con la heroína, a pesar del aumento de incautaciones, los datos indican un envejecimiento de la cohorte de consumidores, con bajas tasas de iniciación. Además, se registra una disminución de los nuevos tratamientos iniciados asociados al consumo de heroína.

El informe alerta también sobre la necesidad de reforzar la vigilancia en relación con el cannabis debido a los cambios en la composición de dichos productos. Desde el 2008, el análisis de las tendencias indexadas muestra un aumento general de la potencia tanto de la hierba como de la resina.

En relación con otras sustancias, el OEDT transmite la necesidad de reforzar la vigilancia, así como el estudio del impacto en la salud pública. Según el informe, el mercado de las drogas es sumamente adaptativo y eso convierte en un reto su seguimiento.

Finalmente, en relación con las sobredosis de drogas, el informe observa que su incidencia se asocia cada vez más a una población de mayor edad. En España, más del 60% de las muertes por sobredosis se dieron en población de más de 40 años.

En las próximas semanas iremos desgranando más aspectos del Informe. De momento, es posible consultar el informe completo aquí