La legislación que permite la prescripción de medicamentos derivados del cannabis entra hoy(por el día 1) en vigor en el Reino Unido, aunque, según los expertos, el acceso a estos tratamientos seguirá siendo “limitado”.

La nueva normativa, que anunció el ministro del Interior británico, Sajid Javid, el pasado mes de julio, autoriza a los médicos especialistas a recetar estos productos, pero no a lo doctores de cabecera, y sólo en un número reducido de casos.

Serán susceptibles de esta prescripción los adultos con náuseas causadas por quimioterapia, con rigidez muscular por esclerosis múltiple y los niños con formas raras o severas de epilepsia.

Seguir leyendo en eldiario.es