Cada año, el alcohol mata a casi tres millones de personas en todo el mundo. Así se desprende del informe Estado mundial sobre el alcohol y la salud y tratamiento de los trastornos por consumo de sustancias publicado por la OMS, en el que también se revela que 209 millones de personas en el planeta padece dependencia del alcohol.

De acuerdo con el dossier, además de ello, otros 0,6 millones de personas pierden cada año la vida por el uso de drogas psicoactivas, y hasta 400 millones viven con disfunciones por esta razón.

Millones de muertes prevenibles

Según ha indicado el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y tal y como recoge la Agencia Sinc, «el consumo de sustancias perjudica gravemente la salud individual, aumentando el riesgo de enfermedades crónicas, trastornos mentales y, trágicamente, resultando en millones de muertes prevenibles cada año. Coloca una pesada carga sobre las familias y comunidades, y aumenta la exposición a accidentes, lesiones y violencia».

Leer el artículo completo en 20minutos.es