La coexistencia de un trastorno adictivo y otro trastorno mental se denomina patología dual, cuya condición clínica más común es la depresión dual -coexistencia de depresión y trastorno adictivo-. Se sabe que la depresión dual afecta más a las mujeres que a los hombres. Según el presidente de la Fundación Patología Dual de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), el Dr. Néstor Szerman, es muy posible que la población femenina afectada de este trastorno depresivo y con adicción al alcohol haya visto empeorar su estado durante el confinamiento: “La depresión es un trastorno de la regulación emocional, basado en el cerebro. Este cerebro es diferente en hombres y mujeres por razones evolutivas. Este dimorfismo cerebral hace que la depresión afecte más a mujeres que a varones. El alcohol es una sustancia que impacta sobre el sistema opioide endógeno, entre otros, generando un alivio del dolor emocional que conduce al consumo compulsivo y la adicción. A esta explicación biológica se añaden los factores sociales y culturales, que penalizan más a una mujer que bebe alcohol, que a un hombre. El confinamiento puede haber agravado esta sintomatología en mujeres sin apoyo psicosocial y también creado conflictos en otras muchas al verse fiscalizadas por las familias en sus consumos”.

Seguir leyendo>>