La Sociedad Europea para la Investigación de Prevención (EUSPR) promueve el desarrollo de la ciencia de la prevención y su aplicación a la práctica para promover la salud y el bienestar humanos a través de investigaciones de alta calidad, intervenciones basadas en evidencia, políticas y prácticas.

Los métodos de prevención que utilizan tácticas de choque han demostrado ser ineficaces. Sin embargo, las estrategias basadas principalmente en proporcionar información sobre los peligros del uso de sustancias están muy extendidas en Europa. La Sociedad Europea para la Investigación de Prevención (EUSPR) está preocupada por las llamadas estrategias de prevención. Hace un llamamiento a las personas que toman decisiones, personas influyentes y las personas que elaboran políticas para que utilicen pruebas científicas de efectividad como criterio para exponer a nuestros jóvenes a métodos de prevención y no gastar dinero público en ofertas de corte comercial, ya que existen alternativas mejores y menos costosas.

Las llamadas tácticas de choque son formas controvertidas de enfoques informativos donde se transmiten a los niños y adolescentes imágenes o testimonios fuertes (también por parte de ex usuarios de sustancias) sobre las consecuencias del uso de sustancias. Dichas tácticas son ineficaces y costosas. Además, pueden ser dañinas y provocar reacciones opuestas a las que se buscan. P. ej. aumentar la disposición de ciertos grupos objetivo para probar drogas.

Existe un claro consenso entre el mundo científico de que la falta de información o la falta de conciencia sobre los peligros del uso de sustancias no son los factores de riesgo que conducen al uso de drogas o problemas de drogas. Los estudios sobre el efecto de las estrategias de prevención incluso muestran que las tácticas de choque y el estímulo del miedo podrían:

  • Despertar a «las fieras».
  • Ser realmente inspiradoras para aquellos jóvenes que se sienten atraídos por el riesgo, el peligro y las nuevas sensaciones.

Uno de los ejemplos más comercializados de tales enfoques es el Tren de la Revolución. Es un tren funcional especialmente equipado que guía a niños de 12-17 años a través de una exposición itinerante sobre drogas. Los niños y adolescentes están destinados a experimentar los peores resultados del uso de sustancias a través de técnicas audiovisuales atractivas. Es un ejemplo de una estrategia de prevención que es contra-efectiva, pero que construye sus tácticas de ventas sobre tasas de satisfacción y el volumen o alcance de su difusión en lugar de estudios de efectividad contrastados.

Es así que EUSPR hace un llamado a las personas que toman decisiones, personas influyentes y personas que elaboran políticas a todos los niveles para que utilicen pruebas científicas de efectividad como criterio para exponer a nuestros jóvenes a métodos de prevención. La difusión de programas o proyectos que son perjudiciales para el grupo objetivo debe ser rechazada. Las herramientas recientes disponibles para ayudar a identificar las intervenciones estándar de calidad son: el Currículo Europeo de Prevención, el registro Xchange y el Portal de Mejores Prácticas, todo de código abierto en el Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Adicciones a Drogas (OEDT) y los Estándares Internacionales de Prevención del Uso de Drogas Naciones Unidas.

Acceso al documento aquí.