La medida pretende reducir la violencia contra los niños y niñas durante el confinamiento

La capital de Groenlandia, Nuuk, ha prohibido la venta de alcohol en un intento por reducir la violencia contra los niños durante el período de confinamiento causado por el brote de coronavirus.

Después del cierre de las escuelas se produjo un aumento de la violencia. Según declaró la ministra de salud, Martha Abelsen, a los medios locales «Desafortunadamente, en Nuuk, la violencia doméstica ha aumentado en las últimas semanas y se atribuyó a un consumo excesivo.

La prohibición entró en vigor el sábado pasado y se espera que se extienda hasta el 15 de abril.

Acceder al articulo completo aquí