Tres jóvenes estudiantes de Florida han logrado que su campaña para que las escuelas públicas del estado puedan disponer del antídoto para las sobredosis de opioides se haya convertido en un proyecto de ley, informó este martes un canal televisivo.

El senador estatal Jason Pizzo, del Partido Demócrata, hizo suya la lucha de Asher Lieberman, Jolie Dreiling y Genna Grodin para salvar vidas también en las escuelas con el medicamento Naloxone, un spray nasal que revierte los efectos de los opioides.

Seguir leyendo en elnuevoherald.com