A pesar de ser relativamente no tóxico, el LSD es poderoso y mezclarlo con otras drogas puede ser un viaje arriesgado.

Algunas drogas simplemente combinan bien: café y cigarrillos, alcohol y cocaína, marihuana y … casi cualquier cosa. Pero, ¿qué sucede cuando mezclas otras drogas con LSD?Los viajes con ácido pueden ser una de las experiencias más profundas en la vida de algunas personas. Solo una pequeña partícula de LSD (científicamente conocida como dietilamida de ácido lisérgico) desencadenará una experiencia que puede durar 12 horas, dependiendo de la dosis y la pureza. Proporciona a los usuarios un “viaje” que hace crujir los dientes y está repleto de colores amplificados que ondulan y fluyen a través de su percepción distorsionada del tiempo y el espacio. El ego, o el sentido del yo, puede desintegrarse en la sustancia viscosa ectoplásmica del alma.

Seguir leyendo (artículo en inglés) >>