El Ministerio de Sanidad publica un documento de recomendaciones para las administraciones públicas para prevenir el consumo de alcohol y los daños relacionados

Redacción – Los datos de la última encuesta EDADES indican que el alcohol es la sustancia más consumida. El 77,6% de la población adulta bebió en el último año y alrededor de 1 de cada 10 lo hizo a diario.

Coincidiendo con la Semana europea de sensibilización sobre los riesgos del consumo de alcohol, el Ministerio de Sanidad ha publicado un documento dirigido a decisores políticos que, tanto a nivel estatal como autonómico y municipal, participen en el desarrollo de planes y políticas de salud.

Según el documento, para prevenir el consumo de alcohol y los daños relacionados con el mismo se requieren acciones estructurales que involucren a diversas partes interesadas. Una de las piezas clave, según el documento, es la colaboración y el trabajo intersectorial ya que los daños relacionados con el consumo de alcohol van más allá del
ámbito de la salud pública.

El documento hace una serie de recomendaciones que agrupa en 4 objetivos: priorizar la protección de la salud pública en las políticas de alcohol, informar de los riesgos asociados al consumo de alcohol, impulsar iniciativas nacionales e internacionales e integrar la equidad para reducir las desigualdades en salud.

Además el documento propone mensajes clave como que «el consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo evitables en el desarrollo de más de 200 enfermedades» o que «no existe un nivel seguro de consumo«.

Acceder al documento aquí