De acuerdo a los datos recaudados, hasta un 45% de conductores involucrados en los accidentes ocurridos en carretera en 2019 dieron positivo en los diferentes controles de consumo de drogas. De este total de conductores fallecidos en carretera con alcohol o drogas en sangre, un 96% de ellos fueron hombres.

Respecto a la estadística, se observa cómo el consumo de alcohol previo a la conducción se ve disminuido en los últimos años; caso contrario al del resto de drogas.

Estos datos no sólo comprometen a los conductores sino que se ha encontrado un porcentaje significativo de peatones involucrados en accidentes de tráfico con unas dosis elevadas de alcohol y drogas en sangre.

Pulsa para ver el vídeo de RTVE: