El Gobierno suizo va a permitir que unas 5.000 personas fumen marihuana con motivo de la puesta en marcha de un proyecto piloto que pretende analizar nuevas normas para el uso recreativo de esta sustancia, y durará hasta mediados de año.

Suiza ya permite productos de cannabis con menos del 1 por ciento de THC y se calcula que, a pesar de estar prohibido, unas 200.000 personas en Suiza consumen cannabis ilegal. «Sin socavar la prohibición general del cannabis, debemos poder probar nuevos modelos de regulación en la situación actual», ha dicho el Gobierno suizo.

Varios estados de Estados Unidos han relajado las restricciones a la marihuana, al ver la oportunidad de ahorrar dinero en la aplicación de la ley y las ganancias de los impuestos sobre la droga. En Europa, Portugal y la República Checa han despenalizado el cannabis y Luxemburgo está discutiendo la legalización.

Los proyectos piloto suizos propuestos se limitarían al cannabis, ya que solo los adultos que demuestren que ya lo consumen pueden participar.

El gobierno también planea facilitar a las personas el acceso a la marihuana medicinal, pero eso sería parte de un proceso separado.

Nota: artículo original publicado en infosalus.com