El 22,7% de la población española afirma consumir tabaco de manera diaria. Esta es una de los datos del informe Tabaquismo y cáncer en España, enmarcado en el proyecto de Observatorio del Cáncer de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), cuya finalidad ha sido ofrecer una panorámica de la situación de la prevalencia de consumo de tabaco en nuestro país, así como los efectos de la exposición al humo y los diferentes tipos de cáncer asociados al consumo de tabaco.

Tal y como se señala en el documento, el humo de tabaco contiene más de 4.000 productos químicos, de los que se conoce que al menos 250 son nocivos y más de 50 causan cáncer. Asimismo, aunque el tabaco es frecuentemente asociado al cáncer de pulmón, también afecta directamente a la aparición de hasta 15 tipos diferentes de cáncer, entre los que se encuentra el cáncer de laringe, orofaringe, vejiga, boca, esófago, hígado y vías biliares y estómago, entre otros.

El estudio establece, además, las siguientes conclusiones:

  • Aunque se ha observado una disminución del consumo de tabaco en España en los últimos años, el porcentaje de población fumadora sigue siendo elevado, situándose en el 25%.
  • En relación con el sexo y la edad, hay más hombres fumadores (27%) que mujeres fumadoras y el consumo de tabaco es más frecuente en las personas entre 24 y 34 años.
  • En España, las comunidades en las que se registra un mayor porcentaje de fumadores son Extremadura, la Región de Murcia y Andalucía.
  • Se observa una relación indirecta entre los ingresos en el hogar y el consumo de tabaco, de manera que a menos ingresos en el hogar, mayor porcentaje de fumadores.
  • Desde la aplicación de la Ley Antitabaco, el porcentaje de la población expuesta al humo se ha reducido considerablemente. Así, actualmente, el 84% de la población señala no estar expuesta nunca o casi nunca a humo frente al 47,5% en el año 2009.

En definitiva, a pesar de la reducción del consumo de tabaco en la población española, el tabaco sigue constituyendo uno de los mayores problemas de salud pública. Según se detalla en el documento, la mortalidad asociada al tabaco se sitúa en el 50% de los casos, es decir, afecta alrededor de 7 millones de personas en nuestro país, de los cuales 6 millones son muertes por consumo directo, y 890.000 se deben a muertes de personas no fumadoras debido a la exposición al humo (siendo un tercio de los cuales niños).

Las personas interesadas pueden acceder al recurso a través del siguiente enlace: Tabaquismo y cáncer en España

Nota: artículo original publicado en infocop.es