Un estudio realizado por profesionales del Servicio de Psiquiatría de Vall d’Hebron con la colaboración de CTAC (Centro de Terapias Asistidas con Canes) y la Fundación Probitas, demuestra que la terapia asistida con perros es eficaz en los pacientes que sufren síndrome alcohólico fetal (SAF). El síndrome alcohólico fetal es una patología relacionada con el consumo de alcohol durante el embarazo. Como explica la Dra. Nuria Gómez, psiquiatra y responsable del Programa del Síndrome Alcohólico Fetal del Servicio de Psiquiatría de Vall d’Hebron, “la ingesta de alcohol durante el embarazo puede provocar daños en el desarrollo del sistema nervioso central. Estos daños causan que los pacientes presenten síntomas diversos, como por ejemplo problemas cognitivos, psicológicos, conductuales y sociales”. Los pacientes tienen dificultades en el control emocional y la autoregulación conductual, dificultades para entender las normas sociales, déficits en las habilidades de la vida diaria, en las habilidades sociales y el aprendizaje. Sin un diagnóstico y abordaje adecuado pueden sufrir fracaso escolar, abuso de sustancias y problemas legales. La mayoría de los pacientes que acuden a consulta son niños y adolescentes. Pero esta patología también afecta a los adultos, puesto que no tiene cura, a pesar de que puede mejorar.

Seguir leyendo >>