La Red de Atención a las Adicciones, UNAD, ha creado un Observatorio de Violencia de Género y Adicciones para “avanzar” en la detección precoz de ambas problemáticas teniendo en cuenta las “necesidades reales”, pero también las opiniones de las personas que las sufren, así como de los profesionales y las entidades que las atienden.

Así lo subrayó este lunes la vicepresidenta de la red, Felisa Pérez, durante su participación en la jornada ‘Violencia de género y adicciones. Análisis, retos y realidades’, que se celebró en Madrid coincidiendo con la conmemoración, el viernes, del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Consciente de que ambas problemáticas conllevan “consecuencias” psicológicas, así como “estigmatización, culpa y múltiples problemas asociados”, la red UNAD ha puesto en marcha dicho observatorio para “avanzar en esta línea” y formar a sus profesionales proporcionándoles los recursos y herramientas “necesarias” para ayudarles a “captar, prevenir y actuar” ante posibles casos.

Leer el artículo completo en lavanguardia.com