Indonesia tiene previsto reanudar este año las ejecuciones de presos condenados por narcotráfico, dentro de un refuerzo de la “guerra contra las drogas” que afectará principalmente a reclusos de nacionalidad extranjera.

Seguir leyendo >>