La OMS ha instado a los gobiernos a alcanzar un acuerdo global para reducir el consumo de tabaco en el mundo, advirtiendo que cientos de miles de personas más de lo que se pensaba están muriendo cada año como consecuencia del tabaquismo.

Los datos revisados de la OMS acerca de la mortalidad por consumo de tabaco señalan que 4,9 millones de personas fallecen al año en el planeta por esta causa, y no 4,2 millones como se estimaba. Este aumento de la cifra se debe, según la organización, debido a una mejor investigación sobre las enfermedades cardiovasculares en los países en vías de desarrollo.

Según Derek Yach, director de enfermedades no comunicables de la OMS, “esto significa que nuestra estimación de 10 millones de muertes al año hacia el 2030 sea probablemente inferior a la realidad”.

Los 192 estados miembros de la OMS tiene delegados reunidos en Ginebra (Suiza) para negociar los términos de un tratado –Framework Convention on Tobacco Control (FCTC)- dirigido a un mejor control de este producto, sobre todo en los países del Tercer Mundo, donde prácticamente no existe legislación que restrinja las actividades de las tabaqueras.

El tratado supone el primer intento de ámbito mundial para acabar con el consumo de tabaco. Se espera que pueda firmarse en la Asamblea Mundial de la Salud del próximo año.