lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Logotipo de Acción Europea sobre la Droga (EAD)

Si las drogas hablaran qué nos dirían “Mi lado bueno de la droga-mi lado malo, elige con cuál te quedas”

Ana Mª Bastida de Miguel (Licenciada en Psicología - Máster en Psicología Clínica) | Marzo 2010

Quiero empezar con mi lado bueno pero también aportaros el malo, para que podáis decidir con cuál de los dos os quedáis o en qué tren os vais de viaje:

¡Esto es guay!, no pasa nada si sólo consumes algún fin de semana pues te lo pasarás genial, todos lo hacen y todos se divierten conmigo, ven y prueba ya verás que bien te lo pasas. No te equivoques, todos comienzan igual, probando y pasándolo genial pero ese es justamente mi lado malo los efectos positivos de la prueba. Lo que en un principio es una maravilla, luego se convierte en un infierno. Todo el que prueba no cae en mis redes pero muchos sí, ¿quieres ser uno de ellos?

Pero si actualmente las drogas son superseguras, en estos tiempos hay muchos medios para elaborarlas y el que las vende es de fiar, tú no las compras a cualquiera, sabes muy bien a quién se las debes comprar, entre vosotros eso lo sabéis muy bien. No te equivoques, no todo lo que lleva lana es un cordero, los vendedores desconocen lo que venden y lo que consumen pero generalmente están muy adulteradas para sacar más dinero por la misma cantidad, sólo quien las elabora lo sabe y a veces ni siquiera él. ¿Quieres hacerme publicidad y conseguir que otros se enriquezcan a costa de tu ignorancia?

Algunas drogas no crean dependencia y mucho menos si sólo las tomas de vez en cuando y como tú sólo la tomas muy de vez en cuando, es imposible depender de ella. No te equivoques, todas las drogas crean dependencia emocional, psicológica y social además de física. Consumes para conseguir sensaciones que de otra forma eres incapaz de conseguir y sólo por eso ya estás en peligro. Ven a mi pozo, mírame, prueba a meter el dedo, ya verás qué bien te lo pasas ¿quieres probarme aunque sólo sea de vez en cuando y caer en mi pozo sin fondo?

No te preocupes por nada, el consumo de drogas se puede controlar sin ningún tipo de problemas y más tú que eres un gran controlador y un genio en la organización ¿quién ha dicho que no se controla? Sólo son las malas lenguas. No te equivoques, siempre oigo lo mismo “El yo controlo” aun cuando el deterioro sea total sigo escuchando la misma coletilla, al principio es posible pero espera y verás, todo llega y yo soy muy paciente cuando realmente te des cuenta de que no controlas ya será demasiado tarde. La coca al igual que las otras drogas terminará siendo tu gran problema ¿quieres probarme y comprobarlo?

Esto es un lujo, está chupao, dejar las drogas no es tan difícil, es mucho más difícil no estar a tono con los que aguantan o con los que hacen grandes negocios que dejar de usarme. No te equivoques, entrar es muy fácil pero es inmensamente difícil salir y a veces sales pero hecho un despojo, cuando no muerto. Hay que modificar demasiadas cosas, unas porque careces de ellas y otras porque las adquieres con mi uso y esto aunque no te lo parezca no es nada fácil. ¿Quieres abrir mi puerta y probar lo que hay dentro para que puedas comprobar si te resulta fácil o difícil salir, una vez dentro?

Mira, el problema de dejar las drogas tiene más que ver más con la dependencia física que con la psicológica y como tú eres muy fuerte, a todos los niveles, no hay de qué preocuparse. No te equivoques, la dependencia física se controla rápido pero la psicológica cuesta tanto, tanto, que hasta a los mejores, más fuertes y más valientes les supone todo un reto. Genero demasiados trastornos neurológicos, cognitivos, emocionales, comportamentales, sociológicos… que si lo piensas bien y lo analizas a fondo igual no te ves tan fuerte. ¿Quieres arriesgarte a estar equivocado?

No poder dejar las drogas responde únicamente a un fallo en la fuerza de voluntad, sólo los que carecen de ella se quedan conmigo, pero ese no es tu caso, tu fuerza de voluntad es poderosa e inmensa. No te equivoques, la fuerza de voluntad es importante pero no lo es todo. A veces la adición coexiste con otros trastornos. Además de fuerza de voluntad, tiene que existir un deseo, una motivación para abandonar el consumo, una aceptación de que existe un problema, unas habilidades y unos recursos para obtener por otros medios lo que consigues conmigo… demasiadas cosas a tener en cuenta como para que el tratamiento de la adicción no sea un fracaso. ¿Quieres que probemos hasta dónde tu fuerza de voluntad puede conmigo?

Una droga produce los mismos efectos en todas las personas, ¿si tus amigos se lo pasan de miedo conmigo por qué tú vas a ser diferente? No te equivoques, influyen muchos factores pues depende de las propiedades de la droga, de las características de la persona y del contexto o situación en los que se consume. Los tres factores combinados hacen que cada persona reaccione de distinta manera a las diferentes drogas. ¿Quieres comprobar si mis efectos contigo son tan maravillosos como lo son con tus amigos?

El consumo de drogas afecta sólo a los jóvenes, yo en mis filas sólo les admito a ellos y sobre todo si son varones. No te equivoques, yo no diferencio entre hombres o mujeres, niños o niñas, jóvenes o viejos, todos me interesan y a todos intento captar, es verdad que los adolescentes son más vulnerables debido a la mayor exposición, menor sensación de peligro, objetivos y metas sin plantear, menos responsabilidades… pero los datos sobre drogas indican que en edades de entre 14 y 34 años hay más hombres que mujeres, mientras que entre 35 y 64 se invierte el consumo, aumentan las mujeres frente a los hombres, en el caso de la cocaína, cannabis, anfetas y alcohol además de incrementarse muchísimo el consumo, el incremento ha sido parecido en hombres y mujeres pero sobre todo en estudiantes... ¿Quieres probar y formar parte del grupo de estadísticas?

Las drogas producen placer, yo me encargo de proporcionarlo sin límites, cuanto más tomes mejor te lo pasarás. No te equivoques, ¡al principio y en los primeros consumos puede ser que sea cierto, pues si no la gente no las consumiría, pero con el tiempo provocarán desgracias y miserias! Lo que puedo asegurarte es que los males y las desgracias, más pronto que tarde, se harán dueños de la situación superando con creces los beneficios iniciales y donde tú ya no tendrás ninguna posibilidad de opinar. ¿Quieres caer en mis redes y quedar aprisionado y sin posibilidad de poder decidir?

Las drogas te ayudarán a superar estados de ánimo negativos, yo proporciono mucha satisfacción, mucha fuerza, mucha energía y muchas ganas de diversión, quédate conmigo y desaparecerán tus penas. No te equivoques, muchas personas consumen drogas cuando están aburridos, sin nada que hacer, deprimidos, desmotivados, tristes, sin ilusión, apáticos... pero las drogas no van a solucionar estos estados, es más, a la larga no sólo los empeorarán sino que los harán mucho más intensos y para poder superarlos no les quedará más remedio que depender totalmente de mí. ¿Quieres que probemos para ver si esto es verdad?

En esta vida hay que estar siempre alegre y esto te lo puedo proporcionar durante toda tu vida. No te equivoques, no tenemos que ser felices todo el tiempo, es utópico, como tampoco tenemos que pasárnoslo bien todos los fines de semana que salimos o todos los días de nuestra vida, ni aguantar hasta las seis u ocho de la mañana por encima de todo. No es más feliz quien más baila sino quien más control tiene sobre sí mismo y quien más disfruta de su libertad ¿Quieres que sea yo quien lleve este control y quien limite tu libertad?

Los ex-adictos pueden volver fácilmente a consumir ocasionalmente, yo no soy tan mala como dicen pues cuando tú quieras me dejas, no tienes más que tomar la decisión. No te equivoques, es de sentido común pensar que exponerse directamente al estímulo (droga) al que la persona se ha hecho adicta, incrementa notoriamente las posibilidades de recaer. Y esto supone para la persona volver empezar y en muchas ocasiones desde cero por mucho que hayamos aprendido a combatirla. La experiencia ha demostrado, claramente y tras muchas investigaciones, que esto es completamente imposible y que toda la vida hay que estar en estado de alerta y en lucha continua contra mí. ¿Quieres caer en mis redes para comprobar qué ocurre contigo?

Consumir drogas te hará interesante, rebelde, mayor... a los ojos del sexo opuesto. Yo proporciono mucha energía, muchos recursos, muchas habilidades… que te harán infalible. No te equivoques, otras personas ven, mucho más atractivo el que una persona demuestre su propio criterio sin dejarse llevar por el grupo de consumidores, porque lo perciben como "fuerza de carácter". Lo que a una edad más temprana puede percibirse como un acto de rebeldía, puede llegar a verse como un acto de inmadurez a una edad más avanzada o como un despojo humano cuando yo me apodere de ti. ¿Probamos para ver qué pasa a largo plazo?

Recuperarse consiste en desintoxicarse y lograr la abstinencia, es tan fácil que no tienes más que decidirlo y yo no insistiré más, me retiraré sin exigirte nada a cambio. No te equivoques, la desintoxicación y la abstinencia son pasos necesarios, pero no garantizan la curación. El adicto tiene que reconocer su problema, admitirlo y actuar en consecuencia. Es fundamental modificar facetas que se han deteriorado, integrarse en nuevos intereses, crear nuevos hábitos y nuevas actividades que sean incompatibles con las drogas, incrementar autoestima, ganas de vivir y luchar, regenerar neuronas dañadas... demasiado como para abandonar sin más y cuando tú lo decidas. ¿Qué te parece si probamos, me encantaría echar un pulso contigo?

Las recaídas son un fracaso total, pero no te preocupes a ti no te va a ocurrir, eso son tonterías. No te equivoques, las recaídas forman parte del largo proceso que supone romper con una adicción. Hay que utilizar la recaída como un elemento de aprendizaje, como un mecanismo para sacar partido de ello y poder salir fortalecido, son fundamentales para aprender a analizar qué ha ocurrido, extraer consecuencias y aprender de ello para no volver a repetirlo, no decaigas por ello y míralo como un proceso necesario dentro del gran recorrido que deberás realizar. ¿Quieres probarlo en tus propias carnes?

Uno elige ser adicto, a mí me echan la culpa pero yo no tengo nada que ver en ello. No te equivoques, uno elige probarlo, experimentar con esta droga o aquella, saciar su curiosidad, consumirme sólo cuando vaya a firmar un gran contrato o conseguir una mayor agilidad mental en algún determinado momento pero sin uno darse cuenta se habrá convertido en un adicto, aunque, en su día, sólo eligiera probarlo. ¿Quieres experimentar para ver si yo tengo algo que ver en el desenlace final?

Mientras no abuses de ellas, no corres peligro, tú decides hasta dónde me usas o hasta cuándo. No te equivoques, todas las drogas causan daños desde el primer consumo. Además, corres el riesgo de que cada vez quieras tomarlas con más frecuencia hasta que acabes enganchándote y ya no puedas prescindir de mí. ¿Te demuestro hasta dónde puedo llegar?

Las drogas en general dan marcha, te ayudarán en las relaciones, en el trabajo, en los negocios, todo te irá mucho mejor pues yo seré tu mejor amiga y nunca te abandonaré. No te equivoques, todas tienen efectos placenteros al principio pero luego viene el bajón. Cada vez necesitarás más droga para conseguir los efectos que en un principio requerían dosis mínimas. Llegará un momento que lo perderás todo hasta lo necesario para conseguirme y tendrás que robar, prostituirte e incluso matar para conseguirme pues no podrás vivir sin mí, perderás a tus amigos, a tu familia, tu trabajo, tu salud pero me tendrás a mí, yo seré un incondicional para ti, siempre estaré a tu lado, eso sí destruyéndote física, social y psicológicamente. No me pruebes pues caerás en mis redes. Tú decides si quieres probar o tirar por otro camino y buscar otros amigos que colaboren en tu desarrollo personal y no en tu destrucción. ¿Quieres ser mi amigo o mejor prefieres elegir a otro?

Podría aportarte muchos más argumentos interesantes que te ayudaran a decidirte a contar conmigo para ser feliz, y si quieres continuamos, pero como reflexión creo que ya es suficiente. ¡Tú decides!
Hay demasiadas consecuencias negativas asociadas a la droga y en general a las adicciones que justifican el gran error que existe al experimentar el uso para cualquier fin, aunque sólo sea por una sola vez, tus relaciones familiares, personales, sociales o laborales, tu economía, tus aspiraciones, metas y creencias…, serán destruidas. Caerás en un infierno del que te será muy difícil salir. Tus ilusiones quedarán destrozadas, todo se interrumpirá excepto la necesidad imperiosa por conseguirme al precio que sea, toda tu vida dependerá de qué hacer para obtenerme o para recuperarte de mis influencias, la obsesión por ello será el eje central de tu existencia. No importa si me fumas, si me esnifas, si me tomas, si me disuelves en tu boca, me mezclas con bebidas o me inyectas tu salud física y psicológica quedarán tan alteradas que aunque te recuperes y consigas salir de la droga quedarán secuelas que nunca desaparecerán y por citarte algún ejemplo el cerebro quedará tocado. A nivel emocional y fisiológico correrás demasiados riesgos, no todos los sufren y es posible que tú no seas uno de ellos ¿pero y si eres uno de los que sí?, te pondré algunos ejemplos de los riesgos que puedes correr: estarás eufórico, apático, irritable, agresivo, ansioso, depresivo, hiperactivo, con tendencia a la "fuga de ideas", nervioso, con temblores y escalofríos, con pupilas dilatadas con el correspondiente peligro ante la luz solar, con gran palidez, con taquicardia y respiración agitada, el dolor será tu castigo, el apetito quedará inhibido, la hipertensión estará contigo, tu tabique nasal se perforará y lo mismo sucederá con tu paladar, tendrás sangrados nasales y de encías, pérdida del sentido del olfato, problemas para tragar, ronquera crónica, secreción nasal crónica, severa gangrena intestinal, la patología digestiva, renal, respiratoria, hepática y cardiológica harán acto de presencia, tendrás riesgo de infartos/hemorragias cerebrales, tendrás riesgo de cardiopatía isquémica, riesgo de contraer cáncer, SIDA y otras enfermedades de transmisión sanguínea además de otras muchas complicaciones asociadas al uso de las drogas incluyendo alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón, dolor en el pecho, fallo respiratorio y renal, apoplejía, convulsiones, cefaleas, complicaciones gastrointestinales tales como apendicitis, peritonitis, dolor abdominal y náuseas (a veces vómitos), signos de desnutrición y un largo etc, etc… Y si además combinas el consumo con el alcohol u otras drogas, estarás agravando el peligro que representa el unir cada una de ellas por separado con el resto y, sin saberlo, estarás creando en tu propio cuerpo un experimento químico tan complejo que nunca sabrás hasta dónde pueden llegar las lesiones hasta que las padezcas. Por si todo esto fuera poco podrás padecer psicosis con ideas delirantes paranoides, alucinaciones auditivas y visuales con microzoopsias (pequeños animales como lombrices, hormigas, piojos, arañas, etc..) que recorrerán la piel de todo tu cuerpo e intentarás eliminarlos provocándote laceraciones en tu piel para intentar extraer de tu cuerpo los animales que lo recorren, aparecerán disfunciones sexuales, dificultades para el control de impulsos, así como otras muchas cosas más que te pondrían los pelos de punta. Muchos investigadores han encontrado que al combinar el uso de la cocaína con el alcohol, el hígado humano fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína aumentando potencialmente el riesgo de muerte repentina y aquí no hay edad, le puede ocurrir a cualquiera. Y si quieres continuamos… ¡Ah y otra cosa más, cuando quieras abandonarme lo pasarás tan mal que eso mismo te conducirá a seguir buscándome! ¡El deterioro físico y psicológico será total!

Ahora que sabes todo esto, ¿Te compensa experimentar conmigo y caer en mis redes o te compensa más generar recursos y habilidades que te proporcionen las armas necesarias para mantener el control de tu vida? ¡Tú decides! ¡En tus manos radica el tomar las medidas oportunas! ¡No te dejes convencer! ¡La auténtica libertad es decidir lo que te conviene y poder decir “SÍ” o “NO” digan lo que digan tus colegas y hagan lo que hagan! ¡Piensa, sólo un poco en todo ello, y luego decide! ¡Tu vida, tu familia, los que te rodean y tú mismo saldréis ganando! ¡Para enriquecer a otros no te destruyas a ti y a los que te rodean! ¡Piénsalo y decide! ¡Y si recaes, echa un vistazo a todos los pros y los contras que igual te animas a seguir luchando por tu libertad! ¡No te arrastres y decide tomar el tren de la libertad y del éxito por tus propios medios que el orgullo será tan grande que la felicidad vendrá sola!

Firmado por: Ana Mª Bastida de Miguel
Licenciada en Psicología - Máster en Psicología Clínica
Miembro del SEPCyS (Sociedad Española de Psicología Clínica y Salud)
Miembro de la SEPD (Sociedad Española de Patología Dual)
Ejerciendo en Psicología Clínica desde 1986
Colegiada R-00478 / PAM-008
E-mail: bastidademiguel@disatex.net
Tfno.: 941 39 0745- 656 61 56 57
Fax: 941 39 0745