lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Logotipo de Acción Europea sobre la Droga (EAD)

Talleres de psicodrama y técnicas activas para adquirir y practicar las habilidades necesarias en la prevención del consumo de drogas

Graciela Angood Paredes (Psicóloga) | Marzo 2011

Desde el pasado mes de noviembre la psicóloga y psicodramatista Graciela Angood Paredes (directora de CREA psicología & formación www.creapsicologia.com) esta impartiendo talleres de prevención de consumo de drogas con Psicodrama, para niños de 6º de Primaria, del colegio San José de Calasant (Posada de Lanera-Asturias). Dentro del Plan Municipal de Drogas de Llanera (Asturias)

Teniendo en cuenta que la prevención en adicciones clásica dependía casi exclusivamente de la información, tanto para los adolescentes, como para los padres y docentes. Esta información se refería a los tipos de drogas que existían, como se consumían y que efectos producían.

Actualmente el paradigma de la prevención, su filosofía, es la promoción de conductas sanas, objetivo que sólo se puede lograr abordando al individuo desde su más temprana infancia. En esa etapa se forma su sistema de creencias, su sistema de control, sus pautas de interacción, sus valores morales y su socialización. Es en este punto donde las instituciones (como la familia, la escuela etc.,) ocupan un papel preponderante en la formación de un sujeto con capacidad para decidir y para identificar lo que es bueno o no para él.

De esta manera consideramos que es de suma importancia trabajar y desarrollar estos aspectos básicos para el desarrollo de la persona, desde otra perspectiva más cercana a la propia naturaleza lúdica y emocional de los niños y jóvenes.

El Psicodrama Pedagógico es un proceso creativo de autoconocimiento que nace en el año 1911 como modalidad educativa práctica. Es una forma diferente activa y práctico-experiencial que nos ofrece la posibilidad de interpretar y experimentar un rol que nos permitirá ir más allá de nosotros mismos, deshaciéndonos de las inhibiciones que dificultan la generación de nuevas alternativas ante situaciones cotidianas de nuestra vida.

Estos talleres son totalmente prácticos y se basan en el Psicodrama Pedagógico o Role-playing Pedagógico, y en la utilización de técnicas activas, dinámicas grupales y juegos psicopedagógicos. Se trata de experimentar y descubrir un cambio de actitud personal frente a las drogas, para conseguir así un posicionamiento personal elegido hacia el no consumo. También adquirir un estilo de vida incompatible con estas y desarrollar las habilidades personales para su desempeño en la vida.

El objetivo general de estos talleres es que los NIÑOS adquieran habilidades y recursos para autodirigirse de forma eficaz, enfrentarse a situaciones de riesgo de consumo de drogas y que mejoren sus Habilidades Sociales. Sin olvidar los factores de riesgo y protección frente al consumo.

Entre otros aspectos trabajamos: el darse cuenta de los propios pensamientos, sentimientos, motivaciones, conductas y relaciones, con las que conviven diariamente en el ámbito escolar, social y familiar. Mejorar la comprensión de las situaciones de riesgo de consumo de sustancias, así como las emociones y motivaciones que están presentes. Investigar y descubrir la posibilidad y la propia capacidad de nuevas y más funcionales opciones de conducta, nuevas respuestas o formas de decir “no” de forma eficaz al consumo. Ensayar, aprender o prepararse para llevar a cabo las conductas o respuestas dentro de las Habilidades Sociales como: expresión de pensamientos, sentimientos y emociones, asertividad y habilidad para decir “no”, capacidad de hacer críticas y autocríticas, y de soportar la presión del grupo de iguales. Mejorar y/o adquirir una percepción más realista del riesgo de consumo de drogas, frente a la concepción del uso de la droga como mecanismo evasivo. Compartir experiencias con un grupo de iguales en un contexto compresivo, seguro y contenedor emocional para mejorar así la socialización del joven es su entorno y afianzar la identidad de su “yo”.