La Organización Mundial de la Salud no logrará su meta de suministrar fármacos antiretrovirales a tres millones de personas infectadas con el virus VIH para fines de año, admitió el miércoles un funcionario de esa agencia de la ONU.

Sin embargo, fue lograda la cifra de atender a un millón de pacientes y se han sentado las bases para alcanzar mejores resultados en los países en vías de desarrollo, especialmente Africa, dijo el doctor Jim Yong Kim, director del programa contra el sida de la OMS. Agregó que es posible ahora el rápido incremento de esas cifras.

“Hay un millón de personas que están vivas hoy. Comenzamos con menos de 300.000 cuando fue declarado este objetivo en el 2003, y hemos agregado 700.000 en un plazo de año y medio. Es algo extraordinario: ¡hemos salvado 700.000 vidas!”

“Me siento extremadamente optimista”, insistió Kim, que se tomó una licencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard para regentar el “programa 3 por 5” _ 3 millones de personas con drogas antiretroviral para fines del 2005.

“Llegaremos a los 3” millones, indicó a The Associated Press en un informe de 31 páginas sobre los avances logrados, pero reconoció que quizá sean necesarios otros 18 meses.

Kim, que dirige el programa desde hace más de un año, dijo que el desafío es complicado porque los países deben entrenar al personal sanitario para suministrar la droga a los pacientes y deben desarrollar un sistema para importar y distribuir la medicina.

Ahora, sostuvo, “mucha gente ha sido entrenada” en ese menester y los países que han recibido donaciones han comenzado a suministrar los fármacos a los pacientes.

Parte de ese desafío ha consistido en convencer a los países africanos de que pueden tratar a sus pacientes infectados con el VIH.

“Recién ahora han comenzado a comprender que es posible” ese tratamiento, insistió.

Con todo, reconoce que será criticado por no alcanzar el objetivo de fin de año.

AIDS Care Watch, una coalición de más de 240 organizaciones de todo el mundo, cree que la imposibilidad de alcanzar ese objetivo para fines de año “da mayor urgencia” a mantener vivos a los pacientes del VIH hasta que puedan recibir los fármacos.

La coalición dijo que 5 millones de personas necesitan esas drogas en todo el mundo, pero no pueden conseguirlas.